Martes, 28 Marzo 2017 19:18

Cambio de plato de ducha

Para la mayoría de nosotros, no hay nada más gratificante que una buena ducha caliente, aunque sea dentro de una bañera bajo un simple grifo fijo de pared. Con las duchas de obra puedes convertir esta experiencia en una ceremonia de sensaciones; dentro de un espacio diseñado a tu medida, sin obstáculos, recreando cualquier ambiente y con todas las comodidades al alcance de tu mano. Estas son algunas de las posibilidades que nos ofrecen este tipo de ducha y los condicionantes que debes tener en cuenta para su instalación.

Se pueden adaptar a cualquier distribución, por ejemplo, sustituyendo el espacio que ocupa un rincón con esquinas irregulares difícil de aprovechar. En cualquier caso, con las duchas a medida se eliminan los desniveles y aumenta la sensación de amplitud del baño. Su tamaño mínimo recomendable es de 70 x 70 cm y el ideal para poder moverte con comodidad se encuentra entre 80-90 x 100-120 cm.