Una casa puede tener uno de varios y diferentes tipos de instalaciones de calefacción. Estos pueden conducir el aire caliente a través de los conductos y tuberías de agua caliente de una determinada edificación y funcionan gracias a varios tipos de energía entre ellos el uso de gasóleo para calefacción,